Skip links

Nuestra Cámara Hiperbárica Multiplaza

Instalaciones de vanguardia tecnológica para el cuidado de tu salud.

¿Qué es una cámara hiperbárica?

El tipo de cámaras hiperbáricas que se utilizan para la aplicación de la oxigenoterapia hiperbárica son muy variados en cuanto a tamaño, dispositivo, capacidad y materiales utilizados.

 

Por lo que hace referencia al número de personas que las pueden utilizar, las cámaras hiperbáricas pueden ser monoplaza o multiplaza, que permiten el tratamiento de varias personas alojando, al mismo tiempo, personal sanitario dentro de la cámara.

Las principales ventajas de la cámara hiperbárica multiplaza son:

  • La posibilidad de aplicar tratamiento simultáneo a varias personas.
  • Permitir la asistencia intensiva a personas que precisan cuidados especiales (como ventilación mecánica en pacientes intubados)
  • La capacidad de prestar ayuda a cualquier persona que sufra un problema durante el tratamiento.
  • Para mayor seguridad se presurizan con aire comprimido y los usuarios respiran oxígeno desde una fuente exterior en circuito semiabierto.
  • Las cámaras multiplaza son de mayor diámetro y cuentan con dispositivos de detección y control de todo tipo.
  • Mediante presurizaciones independientes en compartimientos separados, sanitarios y pacientes pueden entrar y salir de la cámara cuando sea necesario sin necesidad de interrumpir el tratamiento del resto de las personas.

Nuestra cámara hiperbárica

Nuestra cámara hiperbárica multiplaza permite realizar tratamiento simultáneo hasta 20 pacientes y siendo una cámara modular permite introducir sillas de ruedas y camillas para realizar tratamientos críticos de alta complejidad utilizando  aparatos de respiración mecánica, monitorización y otras técnicas de medicina intensiva. 

Con un sistema hiperbárico de última generación para el tratamiento de gases medicinales y sistemas de seguridad, cumpliendo con toda la normativa europea específica para la actividad médica hiperbárica y subacuática con unas dimensiones de 9 metros de largo y 2,2 metros de diámetro con volumen de 30 metros cúbicos.

 

Cuenta con las siguientes certificaciones de trabajo.

  • Certificado de equipo a presión por Bureau Veritas
  • Marcaje CE de acuerdo a la Directriz 0499/0406 de aparatos de uso médico en
    conformidad con la normativa 93/42 de junio de 1993.

Normativa y legislación hiperbárica

Existen agencias internacionales de control y prevención, entre las que destacan las americanas NFPA y PVHO, y en Europa el European Code of Good Practice in Hyperbaric MedicineCódigo Europeo de Buenas Prácticas en Medicina Hiperbárica que, además de definir procedimiento de trabajo de control, establece las normas estrictas de prevención de accidentes con especial atención medidas activas y pasivas para prevenir o combatir incendios en medios hiperbáricos.

 

Estos controles han de ser necesariamente más cuidadosos con las cámaras monoplazas, pues al ser presurizadas con oxígeno puro el riesgo hipotético de deflagración es implícitamente mayor. En este punto, es importante que la manipulación de los mandos y controles de las cámaras monoplazas puede ser realizada por un sanitario o el médico especializado, pero no es posible de acuerdo a la normativa vigente desempeñar ambas funciones -sanitario y operador de cámara- al mismo tiempo.

 

Con estos preámbulos, podemos orgullosamente afirmar que, nuestra siniestralidad hiperbárica hasta la fecha es CERO, es decir, es decir inexistente; no se ha producido nunca un accidente técnico en ninguna instalación hiperbárica en España.

Marco Legal

Para poder ejercer la medicina hiperbárica de una forma legal y fiable, todo centro de medicina hiperbárica debe disponer de la documentación, registros y marcaje individual de la(s) cámara(s) con independencia de que sean(n) mono o multiplaza, así como de la documentación médica y toda forma de ejercicio que no cumpla con estos requisitos debe ser considerada fraudulenta.

 

Principales Normativas Vigentes. 

 

  • La norma europea UNE-EN 14931 sobre cámaras hiperbáricas define las variedades y características funcionales y requisitos de seguridad y en ensayo de los recintos presurizados para ocupación humana.
  • Las cámaras hiperbáricas asistenciales, tanto si son multiplaza o monoplaza, están consideradas a todos los efectos como un dispositivo médico sanitario sujeto a un marca y registro CE médico especifico.
  • El Real Decreto 1277/2003 que regula la autorización de centros y establecimientos sanitarios, define un centro de medicina hiperbárica como unidad asistencial vinculada a un centro hospitalario, que bajo la responsabilidad de un médico, con formación especializada, tiene como finalidad la administración de oxígeno puro al organismo, en un medio presurizados, con fines diagnósticos o terapéuticos.
  • El Código Europeo de Buenas Prácticas en Medicina Hiperbárica, regula la utilización de cámaras hiperbáricas multiplaza o monoplaza con finalidad terapéutica de una forma, segura, eficaz y fiable. Define el personal mínimo integrante de un equipo de trabajo que utilice cámaras multi o monoplaza, así como los requisitos académicos, acreditaciones, dedicaciones, formación continuada, régimen de trabajo, y presencia.
  • Además de las certificaciones individuales de la cámara, para llevar a cabo una actividad terapéutica asistencial en humanos, el centro hiperbárico requiere la autorización, inspección y acreditación de la oficina sanitaria competente que recibe diferentes denominaciones en cada comunidad. Por ejemplo: Dirección General de Inspección y Ordenación de la Comunidad de Madrid o Dirección General de Recursos Sanitarios de la Generalitat de Catalunya o Dirección de Calidad, Investigación y Gestión del Conocimiento de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

 

Habiendo un marco legal claramente establecido y con un índice de siniestralidad CERO, la comunidad hiperbárica en España declaramos nuestra profunda preocupación por la laxitud en las normativas de algunas comunidades y la ausencia de personal inspector cualificado, que están permitiendo la proliferación de unidades hiperbáricas fuera de todo control desde su concepción, diseño, instalación y utilización.